¿En qué consiste el plan de purificación de 3 días?

Por María Luisa Quintero

Es un plan alimenticio de 3 días, basado en trofología y naturopatía que abarca la purificación del cuerpo, la mente y el aspecto emocional (sistema nervioso).

Cuál es su función

Dar descanso al organismo y permitir que a través de los alimentos se purifique y desintoxique de los alimentos congestionantes, por medio de meditaciones, decretos, dieta mental, ejercicio físico así como apoyar a la comunidad con diversas actividades. Así, se logrará purificar la mente y el espíritu.

Cuál es su duración y cómo se dividen los alimentos

Es una purificación mixta, es decir, se dividen los alimentos en crudiveganos y cocidos.

Dura 3 días y los alimentos pueden ser divididos así:

*3 comidas (desayuno, comida, cena)

*2 Tónicos (en ayunas y antes de dormir)

*2 jugos (a media mañana y a media tarde)

*2 litros de agua divididos en 8 vasos en: elixires, infusiones, té, limón, carbón vegetal, jengibre, cúrcuma.

 

La amabilidad es siempre posible

Porque finalmente, si somos amables con los animales, los seres que conviven día a día en nuestro planeta, probablemente todos nuestros entornos se vuelvan amor. El respeto por el mundo animal es siempre posible. Ponlo en práctica y verás. No es necesario que cambies drásticamente tu manera de vivir. Hablamos de una propuesta lenta, consciente y, más que nada, feliz.

Gracias Mercy for Animals por compartir esta imagen.

¿Hay varias o una sola razón por las que la gente prefiere ser vegana?

Es posible que hayas pensado en una nueva forma de comer, sobre todo porque te importa mucho el respeto por la vida de los animales. Y seguro has escuchado algo sobre el veganismo, pero todavía no sabes bien en qué consiste: pues, te contamos que se trata de una manera de alimentarse, libre de productos de origen animal, además de hacerle un gran bien a nuestra planeta. Entérate más y con un excelente ritmo con estas maravillosas historias de papel. 

La alimentación es un acto de amor

Por Maylida Armas

La  alimentación  es un acto voluntario y consciente con el cual calmamos el hambre y satisfacemos una necesidad vital de nuestro cuerpo. La calidad del alimento que usemos hará la diferencia entre salud y enfermedad.

Debemos estar conscientes que no solo nos nutren las vitaminas y minerales que contengan nuestros alimentos, nos nutren igualmente otros elementos que normalmente no vemos en nuestro plato, como son el agua y el aire puro,  las condiciones en que se produjo el alimento,  las personas que intervinieron para que llegara a tu casa y las manos que lo prepararon para  llevarlo a tu mesa.

Somos lo que comemos, lo que respiramos, lo que hacemos, lo que bebemos, lo que sentimos, lo que decimos y nuestro cuerpo responderá en función de estas variables. Conectar con el cerebro del corazón nos ayudará a sintonizar  más armoniosamente con un estilo de vida natural, incluso dentro de las ciudades y nos inspirará a dar pasos que constituyan un aporte al cuidado de nuestro entorno y al conocimiento de la increíble interdependencia que tenemos con todo y con todos.

Una cucharada de alimento llevada a nuestra boca lleva consigo, la energía de quien lo preparó, el dolor o la alegría de quienes participaron en su procesamiento, la gratitud de quien lo consume. Por ello, es vital observar lo que la naturaleza nos ofrece y encaminarse a buscar los alimentos que tengan menor procesamiento. Eso se logra consumiendo productos locales, ya que en ellos podemos generalmente conocer cómo han sido cultivados o elaborados.

Ya en nuestra casa,  en nuestra familia, será muy fácil poner en cada  plato una dosis de amor, cuidar que esté bien balanceado, bien servido, que tenga muchos colores. Tener una actitud equilibrada durante la preparación, sentir agradecimiento de ese alimento que sale de tus manos, generar un clima armonioso, hacer que cocinar sea una especie de ritual para nutrir la familia con amor.

Y luego, al sentarnos a la mesa, disfrutar los sabores, masticar muchas veces, disminuir el consumo de líquidos para que nuestro estómago trabaje  mejor, tener conciencia de que cada bocado nos está nutriendo. El amor es el factor fundamental para mantenernos sanos y felices.

5 hábitos para purificar tu organismo

Por Maylida Armas

El término “toxina” se utiliza como adjetivo para designar y calificar a todos aquellos elementos o sustancias que resultan nocivos para algún tipo de organismo. Por lo general, se refiere al ser humano, aunque la mayoría suelen ser tan dañinas también para los animales, plantas y cualquier otro ser vivo.

Existen infinitas fuentes de toxinas. Entre ellas resaltan las radiaciones naturales o artificiales, metales pesados, cigarros, drogas, alcohol y, por supuesto, la de los alimentos contaminados por pesticidas, herbicidas u otros elementos. Nuestro propio organismo produce toxinas  en las funciones que desarrolla y crea sus propios sistemas de liberación.

Tenemos un sistema de limpieza  y drenaje de los desechos constituidos por los pulmones, riñones, piel y aparato digestivo, incluyendo el hígado que realiza en este sentido una labor extraordinaria. Este sistema  trabaja constantemente para eliminar los desechos de las funciones de nuestro organismo y los que se producen por agentes externos. Todo forma parte de un proceso complejo y altamente eficiente que nos mantiene saludables.

Al igual como a un vehículo se le hace servicio con  cierta frecuencia, cambiando aceites, filtros, etc.,  nuestro organismo requiere que dediquemos tiempo para deshacerse de la mayor cantidad de tóxicos. Es importante en este aspecto destacar que a mayor cantidad de sustancias tóxicas deba eliminar nuestro sistema, menor el tiempo y energía disponible para llevar a cabo el proceso de prevención y autocuración.

Para que nuestro organismo funcione de manera óptima aprovechando nutrientes y eliminando toxinas, debemos fortalecer algunos hábitos, que se resumen en cuatro aspectos básicos:

1. Alimentación consciente, prefiriendo siempre los alimentos  naturales y vivos, no procesados y de origen local. Mientras mayor sea la calidad de los alimentos y nutrientes que ofrecemos a nuestro organismo, mayor energía se generará para mantenerlo sano y libre de toxinas

2. Agua Pura. Con frecuencia subestimamos la importancia del agua en nuestro día a día, no consumiendo lo suficiente y no cuidando su pureza. El agua viva está llena de minerales necesarios para nuestro óptimo funcionamiento. Por otro lado, somos 70% agua y nuestros sistemas la utilizan en  sus procesos. Debemos estar atentos a consumir el agua lo más pura posible. Es de destacar que no toda el agua de garrafón es lo suficientemente pura y  saludable

3. Actividad física. Necesitamos estar activos, nuestra piel, siendo el órgano más grande  que tenemos,  se encarga de eliminar toxinas por cada poro de su superficie. Teniendo una adecuada actividad física, ayudamos a generar ese proceso a través del sudor. Adicionalmente,  estar activos favorece el funcionamiento de los sistemas circulatorio y respiratorio que a su vez contribuyen significativamente a la eliminación de toxinas

4. Aire puro. Respirar un aire oxigenado es también otro secreto de la buena salud. Se oxigenan las células generando así el mejor funcionamiento de todos los órganos, impulsando los mecanismos antioxidantes, revitalizando, eliminando toxinas. Es, junto con el agua, el principal alimento para un organismo sano.

5. Amor. Somos un todo conformado por una parte física y otra mental unidas por el campo de  las emociones.  Vivir conectado con el amor a la vida es la forma de purificarnos y eliminar emociones, pensamientos o conductas negativas, tales como baja autoestima, resentimiento, ira, culpa, celos, envidia, falta de compasión, apego, deseo, orgullo, entre muchas otras y actitudes negativas como la crítica, los chismes, la queja, etc.

 

 

James Aspey, el australiano que no habló durante un año por amor a los animales

James Aspey dejó de hablar por 365 días para llamar la atención del mundo sobre la explotación de los animales. Su silencioso activismo recorrió 5000 kilómetros en bicicleta por toda Australia, desde Darwin hasta Sidney. Descubrió que debía amar a los animales, comer mejor y sentirse saludable, luego de investigar sobre el maltrato y el dolor de los animales para ser convertidos en alimentos. Entonces se preguntó: “If we don’t need to kill and eat animals to be healthy, what are we doing this for?” (“Si no necesitamos matar y comer animales para ser saludables, ¿para qué lo estamos haciendo?). Conoce más acerca de su historia aquí e inspírate con su forma de ver la vida.

Música vegana: El Club Seitán de Buenos Aires

Por Analhi Aguirre

En Buenos Aires, Argentina la música siempre es protagonista en la ciudad: siempre hay conciertos por todas partes y músicos que emergen con nuevas ideas. El Club Seitán es un espacio privilegiado entre tantos otros donde suceden estas manifestaciones sonoras porque se convierte en un escenario para artistas veganos y vegetarianos, además de una feria gastronómica para comer libre de productos animales. Y aunque el nombre sea sólo para entendidos en el tema – Seitán es una especie de “carne vegetal”, hecha a partir de la ebullición de gluten de trigo, salsa de soya y algas kombu- se trata de un sitio que abre sus puertas para presentar arte, comida y mucha música.

Conoce más sobre el El Club Seitán aquí  o encuéntralo en Todo Vegano.