Cosmética básica saludable

Por María Luisa Quintero

 Mantenernos jóvenes, sanos y con una piel juvenil siempre es un tema de interés. Una alimentación saludable es la base de una salud óptima y desempeña un papel fundamental en la belleza exterior. Pues, si bien es necesario cuidar nuestra piel con mascarillas, exfoliantes o vaporizaciones, también es importante aprender a elegir conscientemente lo que nos llevamos a la boca.

Los antioxidantes 

Un antioxidante es una molécula que evita y combate la oxidación de otras moléculas. Los oxidantes se acumulan en nuestro cuerpo por el estrés, sedentarismo, deshidratación, ejercicio intenso por largos periodos de tiempo y también por comer alimentos sin nutrientes (muy procesados e industrializados, fritos, harinas y cereales refinados), ocasionando vejez prematura, enfermedades, deterioro y estrés a los órganos esenciales. Consumir un gran abanico de frutas y verduras crudas, principalmente que contengan Vitamina C, vitamina A (betacarotenos) y Vitamina E, le dará al cuerpo los nutrientes y antioxidantes necesarios.

Vitamina C: cítricos como limón, naranja y toronja. Todas las bayas o frutas del bosque como fresas, moras, frambuesas, zarzamoras y arándanos frescos. Coles como brócoli, berza, coles de Bruselas, además de pimientos verdes, perejil y guayabas, entre otros.

Betacaroteno, precursores de la vitamina A: vegetales y frutas amarillos y naranjas como zanahoria, betabel (tallos y hojas también) pimiento amarillo y naranja. Estos colores o pigmentos (precursores) se metabolizan en el hígado produciendo vitamina A,  logrando así tener más antioxidantes. Y no debemos olvidar las espinacas, ricas en carotenoides, la sandía y el jitomate.

Vitamina E: se trata de una vitamina liposoluble, es decir, se solubiliza en aceite. Es un gran compuesto de antioxidantes y lo podemos encontrar en los aceites de germen de trigo orgánico, de hemp, de oliva y de coco. Recuerda que estos aceites deben ser prensados en frío y orgánicos. La vitamina E también se encuentra en nueces como almendras y avellanas, semillas como girasol, pepita de calabaza y ajonjolí, hojas verdes como berza, perejil, espinacas, acelgas, aguacate.

Recomendaciones finales

  • Aumentar estos alimentos a nuestra dieta
  • Bajar el consumo de alimentos chatarra
  • Tomar dos jugos o batidos verdes al día
  • Iniciar la comida con una ensalada cruda
  • Tomar dos litros de agua o líquidos diarios.

Si sigues estas recomendaciones de alimentación y continúas con tu ritual de belleza diario (sólo con productos naturales), verás  resultados sorprendentes en menos de dos semanas.

Liberar tu cuerpo de enfermedades es mantenerlo libre de inflamación

Por María Luisa                                      

Uno de los factores que más afectan la salud es la inflamación. Es verdad que se trata de una respuesta del sistema para proteger al cuerpo. Cuando hay una herida o un malestar, o invasión de virus y bacterias, el cuerpo libera glóbulos blancos que se expanden en el área para regenerar tejido, células o eliminar cualquier microbio que pueda afectar la salud. Terminado el proceso de sanación la inflamación desaparece. ¿Pero qué sucede cuando se sale de control? La respuesta es simple: inflamación crónica.

Nuestro estilo de vida en la actualidad es sumamente peligroso para la salud. Hoy en día vivimos altos niveles de estrés, alimentación deficiente, desconexión total con la naturaleza y medio ambiente, falta de sueño reparador, obesidad, tabaco, alcohol, drogas, altos niveles de insulina, incluso contaminación del agua y el aire.

La inflamación es precursora de diferentes tipos de enfermedades:

*Artritis, Lupus, Esclerosis Múltiple, demencias por inflamación vascular y pequeños infartos en el cerebro, Alzheimer, problemas cardiovasculares y digestivos, depresión, cáncer, envejecimiento, entre otras.

¿Cuál es el camino adecuado para buscar la desinflamación, la salud y el bienestar?

*La alimentación basada en alimentos naturales y vivos. Alimentarse de plantas, frutas, verduras, hortalizas, leguminosas, raíces, tubérculos, semillas, cereales integrales, verduras y bebidas fermentadas, grasas saludables como semillas, nueces, chía, linaza y fuentes confiables de omega 3 basadas en algas.

Cuando sigues una nutrición connsiente, eliminas impurezas, toxicidad, acidez en la sangre y regeneras tu cuerpo alcalinizándolo de manera tal, que tu salud se ve recompensada en pocos días.

(Sigue nuestro plan de  tres días de Purificación y Desinflamación y conoce los alimentos que desinflaman y que nutren las células, regenerándolas)

*Ejercicio. Otro factor importante para desinflamar es tener una rutina de activación física. El sedentarismo es una sentencia de enfermedad para el cuerpo. Caminar, trotar, nadar, bailar, practicar yoga, montañismo, y un sin fin de actividades te ayudarán al buen funcionamiento hormonal, activando glándulas que segregan hormonas como endorfinas que provocan estados de alegría y bienestar, disminuyendo depresión o dolor emocional. Tener una rutina diaria es una manera de mantener el cuerpo relajado y en constante rejuvenecimiento. La activación física es un gran auxiliar contra la inflamación, óptima oxigenación de la sangre y el cerebro. El ejercicio físico debe llevarse a cabo todos los días o mínimo 5 días a la semana por 45 a 60 minutos

* Dormir bien: Los círculos circadianos son ciclos de 24 horas que se repiten y que tienen que ver con el sueño, la vigilia, la luz y el hecho de tener un sueño reparador, que implica idealmente, dormir 8 horas de las 10:00 de la noche a las 6:00 de la mañana.  Para que el buen funcionamiento del organismo esté en óptimas condiciones debemos dormir dentro de este horario de lo contrario habrá serias descompensaciones a nivel físico y psíquico.

Dormir hasta tarde, trabajar de noche, desvelarse y sufrir insomnio son la clave para la enfermedad, envejecimiento, inflamación, además de afectar el sistema inmune. Procurar un sueño reparador es vital para la salud integral del organismo.

*Otras terapias para ayudar a nuestro cuerpo a alcanzar el equilibrio son:

La respiración consiente, caminar descalzo en la tierra o la arena del mar, la meditación, yoga, pensamientos positivos. Estas terapias son relajantes y elevan la vibración del organismo, bajando así los altos niveles de estrés que afectan al cuerpo llevándolo a la inflamación, por lo tanto, a la enfermedad.

En conclusión, una vida saludable vale la pena vivirla y disfrutarla cada día. El camino es sencillo, sólo falta tomar la determinación de querer vivir una vida plena y feliz, haciendo pequeños cambios en nuestros hábitos diarios.

Fuentes

1.- Mercola Boletín de Salud: www.espanol.mercola.com

2.-Lezaeta, Manuel (2010). La Medicina Natural al alcance de todos, Ed. Pax México, México.

Marcas de maquillaje que aman a los animales

Sería absolutamente necesario que nos informáramos sobre cómo están hechos no sólo los alimentos que ingerimos, sino también cada uno de los productos que utilizamos. Es increíble pensar (y menos imaginar) que hay ciertos  objetos que utilizamos en el día a día que se fabrican a partir de pruebas realizadas con animales. Por eso, es ideal que compartamos noticias de marcas que han tomado consciencia de que es necesario eliminar el dolor y alejarlo de la manufactura masiva. Elegir qué es bueno, amable y respetuoso con la naturaleza y el mundo animal es un modo de sentirnos más acordes con la armonía y el equilibrio del planeta, pues, en definitiva estamos colaborando para lograr un presente mejor. Las pruebas en animales de cosméticos con animales es un tema conocido. Sin embargo, casi toda la gente decide pasarlo por alto y hacer como que no existe. Al fin y al cabo, “Ojos que no ven, corazón que no siente”. La cuestión es que sí lo podemos ver, al menos por contraste, es decir, con el fin de destacar quiénes se preocupan por el medio ambiente y la vida animal y quiénes no. Entérate aquí de las marcas de maquillajes que están cambiando la historia de los cosméticos para darle fin a tantas historias de crueldad que ya no deben existir.

¿Hay que dejar de utilizar lana?

Por Analhi Aguirre

La lana es uno de los materiales más usados en el mundo. Muchas veces y como pasa con otro tipo de productos, poca gente piensa cómo llega a nosotros.
No es una novedad que las ovejas son maltratadas cuando las esquilan. Un pequeño cálculo es más que ilustrativo: un esquilador tarda más o menos 3 minutos en pelar a uno solo de estos animales. La industria es un hecho voraz, cruel y en ocasiones desconocido. Entonces, la opción es muy simple o más bien de fábrica (literalmente, hablando y por lo repetitiva): no usar nada que contenga lana. Organizaciones famosas de defensa animal aconsejan usar poliéster, cuando conocemos los pésimos efectos para el medio ambiente, pues es a base de petróleo.
Ahora, teniendo en cuenta el cuidado de las ovejas, ¿qué pasa si no se esquilan? Hay casos conocidos de algunas que se perdieron y no fueron esquiladas por años poniendo en riesgo sus vidas. Según expertos, si no se les corta el pelo anualmente, no pueden comer ni moverse bien y lo que es peor, se llenan de moscas por el calor, cuestión que llega a ser mortal por causa de las infecciones.
Si el dinero no fuese lo más importante para la mayoría del mundo y existiese una situación ideal, las ovejas se esquilarían una vez por año no sólo por su bienestar, sino también por el nuestro, porque podríamos vestirnos con lana sin la industria de por medio. Se trataría de un intercambio feliz de convivencia, beneficioso para ambos. Para quienes estamos en contra de la producción desmedida, a costa de la vida animal, esta convivencia podría ser un hecho, que ojalá esté sucediendo en algún lado del planeta. Esperamos prontas noticias.

El tema cosmético

El veganismo es un estilo de vida que practica la no explotación de la vida animal, es decir, el no uso de ningún producto derivado de animales para ningún motivo. Si pensamos en esto, las implicaciones que tiene ser vegano van mucho más allá de una alimentación, el veganismo se extiende a la moda y productos cosméticos o farmacéuticos.  Evitar el uso de pieles y lanas, al igual que productos que sean producidos con derivados animales o probados en animales.

Según la Sociedad Británica Veganista, un paso primordial para certificar un artículo es que sus ingredientes no contengan ningún elemento derivado de algún origen animal. Tanto el producto terminado como sus componentes no deben haber sido probados en animales, ya sea por el fabricante o cualquier persona que intervenga en el proceso de control manufactura.  Los ingredientes de origen animal son mucho más económicos y por ello están presentes en todas las elaboraciones para el tocador. Normalmente, los preparados exentos de ellos lo indican en cada una de sus etiquetas.

Acciones concretas como conocer el origen de la ropa o bien si los productos han sido o no probados en animales es un primer paso para tomar acción. Marcas de diseño como Armani han dejado completamente de usar productos derivados de la industria animal.

Moda vegana o la consciencia de vestirnos sin crueldad

Por Analhi Aguirre

Aunque parece que fue hace mucho, en realidad, hace unos pocos días que diseñadores de alta costura y altamente cotizados, como Giorgio Armani, Calvin Klein y Hugo Boss, se comprometieron a no usar pieles de animales en sus colecciones futuras. Es decir que todavía, a pesar de que sea difícil de comprender, la gente sigue pensando que vestirse con la piel de un ser vivo es un acto de buen gusto, moda o simplemente una señal de estatus social. Para quienes no estamos de acuerdo con este tipo de vestimentas, nos resulta totalmente ilógico vestirse, como si aún fuésemos cavernícolas.

En los últimos años, la moda vegana – toda clase de vestimenta que no utiliza animales para su elaboración- ha tenido un gran auge. Resulta que ser vegano o vegana va más allá de una forma de alimentarse. Porque al fin y al cabo, el respeto por los animales –tenga una piel “valiosa” o no- se define por el amor que les tenemos. No usar productos animales en nuestro vestuario –lana, cuero, seda- tiene que ver con llevar un estilo de vida coherente, una manera de vivir en consecuencia con los principios que nos sostienen.

Stella McCartney (Londres, 1971) es una joven diseñadora que, de algún modo, representa una nueva generación, no sólo de la moda, sino también del mundo. Su papá, Paul McCartney, es uno de los grandes defensores de los “Lunes sin carne”, y su mamá, Linda McCartney fue una enorme activista por los derechos de los animales. Bolsos, zapatos, botas son los diseños de Stella McCartney, una mujer que con su granito de arena colabora para que nuestro planeta esté un poquito más a salvo.

Ser conscientes de que nuestra ropa, zapatos, accesorios se confecciona con animales que son asesinados –cruelmente o no, qué importa- nos ayuda a estar comprometidos con nuestro entorno y con nosotros mismos. Además, sólo basta con tomarse el tiempo para informarse, y así descubrir qué tan creativo y protector puede ser el interesante mundo de la moda.

stellamccartney (1)