Prince, un vegano que hay que escuchar

Por Analhi Aguirre

El 21 de abril de este año, quienes amamos la música, sentimos mucho la pérdida de Prince o Prince Rogers Nelson (1958-2016). A veces es difícil lograr ser conscientes de que estos enormes artistas son personas, con un extremo talento, pero personas al fin. Aunque afortunadamente su arte persista para siempre, ellos o ellas un día dejan de existir físicamente, como todos en este mundo. Ahora, lo interesante, o mejor dicho, lo esencial es la trascendencia que nos legan.

Prince grabó su primer disco “For you” (1978) a  los 20 años. De ahí en más, su sello fue indiscutible. Fue famoso por su inmensa productividad –hay muchísimas canciones que seguro saldrán a la calle en poco tiempo- , su estilo musical y su aspecto físico, que, aunque en ese momento, muy pocos nos dimos cuenta, adelantaba una era de seres humanos que se querían/podían vestir, moverse, arreglarse con matices femeninos y masculinos, sin importar su sexo. Fue y es una inspiración que atravesó los años 80, 90 y hasta el nuevo siglo. Su música influenció a grandes artistas, además de las canciones que escribió para cantantes como Sinead O’Connor, Madonna, Kate Bush, Martika y tantas más.

Sin embargo, sólo un puñado sabía que Prince era un vegano estricto que, desde los años 90, hizo todo lo posible para difundir el derecho de los animales. Unos días después de su muerte, Morrisey se quejó porque la prensa se había enfocado totalmente en su vida musical y no habían indicado la importancia que tiene su mensaje a favor de los animales, argumentando que el problema de pertenecer a una industria no les permite promover una idea en contra del mercado.

Repasemos algunos hechos: en 1999, Prince lanzó su “Rave Un2 the Joy Fantastic”, donde hay una leyenda que dice: “2 my mind, the life of a lamb is no less precious than that of a human being”. En 2006, donó su canción a la asociación PETA para continuar con la lucha contra la explotación animal. Allí aclara:

No member of the animal kingdom ever did a thing 2 me/ Nunca un miembro del Reino Animal me hizo algo

It’s why I don’t eat red meat or white fish/ Es por eso que no como carne roja o blanca 

Don’t give me no blue cheese/No me den queso azul


We’re all members of the animal kingdom/Todos somos miembros del Reino Animal


Leave your brothers and sisters in the sea./ Deja a tus hermanos y hermanas en el mar. 

Una vez un fanático le regaló una chamarra y él le reclamó: “Please do not kill a cow so I can wear a coat!/¡Por favor, no maten una vaca para que yo pueda usar un abrigo”

Es posible que Prince nos conmueva por muchas de sus canciones, pero hay algunas letras que son más poderosas que otras. Porque, al fin de cuentas, se trata de un artista que nos dejó una ola en el mar que hay que continuar moviendo.

@PETA
“La compasión  es una palabra-acción sin límites” @PETA

Escucha “Animal Kingdom” en este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=VZtH9aZwMyM

 

 

Leonardo DiCaprio y su llamada de atención por el cambio climático

Por Analhi Aguirre

El concepto de la fama siempre tiene sus prejuicios. Más que nada porque hay mucho dinero de por medio que provoca una fantasía, donde vive una serie de personajes –no personas- exitosas y muy diferentes a nosotros. ¿Qué pasa cuando el reconocimiento público es utilizado para buenas causas que necesitan una voz notoria? La acción de proclamar es miles de veces más efectiva con un micrófono, en el momento justo, en el lugar exacto. Ese es precisamente el caso de Leonardo DiCaprio. Cuando las cámaras del mundo lo están mirando porque ha ganado el Oscar tan esperado, DiCaprio no comenta lo mucho que le ha costado llevarse ese premio. Nos sorprende con un discurso que se enlaza perfectamente con el film por el que gana: The Revenant (2016). La película no utiliza escenarios ficticios de estudio. El equipo entero ha tenido que viajar para encontrar nieve, como consecuencia del cambio climático. Aclara el actor: “Our production needed to move to the southern tip of this planet just to be able to find snow. Climate change is real, it is happening right now. It is the most urgent threat facing our entire species, and we need to work collectively together and stop procrastinating”. Y con estas palabras nos involucra, nos responsabiliza y nos llama a la acción. Entonces, ser popular vale la pena más que nunca.

Conoce “Leonardo DiCaprio Foundation” aquí.  Checa la narración de Leonardo DiCaprio en “Green World Rising”.

 

Food Matters

“Eres lo que comes” no es sólo una frase hecha. Food Matters (2008) es un documental que demuestra cómo lo que comemos nos enferma o nos sana. Con la ayuda de especialistas en nutrición y salud, el film descubre qué hay detrás de una dieta basada en una mala alimentación y medicamentos, mientras revela, no sólo lo mucho que importa la comida, sino también las decisiones que tomamos respecto a nuestro cuerpo.

Aquí te compartimos el tráiler:

Cultivos verdes en un planeta rojo

Por Analhi Aguirre

Cuando Ridley Scott filmó “Alien”(1979), sobre un extraterrestre terrible que se metía dentro del cuerpo de los tripulantes Nostromo y los despedazaba sin miramientos, aseguró que este bicho feo significaba el mal que crecía en nuestro interior. Sin embargo, 36 años después, el genial director británico cambia la tónica de sus películas en “The Martian” (2015), fomentando los cultivos orgánicos, el trabajo en equipo, la solidaridad inteligente y el amor por nuestro planeta.

Mark Watney es un botánico astronauta que, debido a una terrible tormenta de arena, se queda varado nada menos y nada más que en Marte. A partir de un inevitable agotamiento de comida en el hábitat donde se refugia, se le ocurre crear un medio ambiente “terrestre” con residuos orgánicos humanos –precisamente, las heces de él y sus compañeros- y plantar papas. Watney necesita 1500 calorías para sobrevivir y puede generar al menos 1000 para no morir de hambre. Después de cálculos, síntesis de agua, preparación de la tierra, se dedica a sembrar la única posibilidad de alimentación.

(Vía techinsider.io)
(Vía techinsider.io)

Es inolvidable el momento cuando nuestro héroe espacial toma entre sus dedos su primer cultivo. Así, pasan los soles marcianos –como se cuenta el calendario allí-, mientras el protagonista se alimenta de papas y otras reservas. Pero, al fabricar hidrógeno, su fuente de vida explota perdiendo toda su plantación.

El conflicto ya no tiene solución. Y el resto de la película, la NASA intenta rescatarlo por todos los medios posibles. Aunque muchos artículos científicos que comentan esta historia -basada en una novela con el mismo nombre y del autor Andy Weir- se empeñan en comprobar qué tan probable es este tipo de empresa verde en el planeta rojo, la intención o, mejor dicho, la voluntad de mostrar que los vegetales son nuestra salvación ante la desolación alimentaria, es más que suficiente para no perdérsela. Porque lo que más añoramos durante la proyección es la Tierra y sus recursos, además de darnos cuenta lo esencial que resulta que la cuidemos. The Martian es una película que ama a nuestro planeta. Por eso, más allá de lo lógico, el mensaje es la mejor cosecha de la cinta.

Aquí te dejamos el trailer:

the-martian-main

 

 

Vegucated

Vegucated es un largometraje documental que sigue a tres neoyorquinos amantes del queso y la carne, quienes aceptan adoptar una dieta vegana por seis semanas. Es parte experimento psicológico, parte clases de ciencias y parte historia de aventura; expone la rápida y en ocasiones cómica evolución de tres personas que comparten una aventura y finalmente descubren sus propios caminos hacia la creación de un mundo más amable, limpio y verde, de un mordisco a la vez.

Aquí está el trailer para que se te antoje verla 🙂

Y aquí el documental completo, ¡que lo disfrutes!

Para saber más: Vegucated

cover_vegucated