Sin distinción de especie y con igualdad de amor

@sayudeko

Por Analhi Aguirre

Muchas veces se dice que una persona es tan buena que “no puede matar ni una hormiga”. Sucede que respetamos la especie de ese ser pequeño que es parte de la historia del mundo, de una evolución entera donde, por supuesto, está incluida la nuestra.

Los especistas -una definición tan nueva que ni siquiera está registrada en los diccionarios- creen que la raza humana es superior a cualquier otra especie. La justificación es el famoso raciocinio que nos particulariza. Una inteligencia que es muy difícil de determinar… Porque al fin de cuentas el intelecto no es mejor o mayor que los sentimientos, ¿o sí? Lo que pasa es que habitamos un mundo donde sentir se relaciona con lo cursi, débil y hasta ridículo. Entonces, no nos atrevemos a decir: yo no me creo superior a otra especie, animal o la que sea.

Cuando Jeremy Bentham dice: “No debemos preguntarnos: ¿pueden razonar?, ni tampoco: ¿pueden hablar?, sino: ¿pueden sufrir?”, nos hace sentir distinto. Nos damos cuenta de que realmente todos los seres somos sintientes y, por lo tanto, iguales. El problema es que la industria alimentaria, científica, de productos en general y también de espectáculos –corridas de toros, circo- no piensa y/o siente lo mismo. Estamos en una era donde intentamos hacer un esfuerzo para comprender al otro, ya sea de otra raza, sexo, sexualidad, etnia, estilos de vida, formas de pensar. Pero parece casi imposible uniformar nuestros valores morales con los animales. ¿De qué tenemos miedo? ¿De ser un poco “más” animales? ¿Acaso es algo malo?

Resulta que nos olvidamos que nosotros también somos del Reino Animal. Y en el momento en que lo recordamos, nos vemos reflejados en cada uno de los seres sintientes que nos rodean. ¿O acaso no es emocionante ver a nuestro alrededor una mariposa, un pájaro, una rana, un perrito o un caballo? Claro que sí. Antes de señalar las distinciones de las especies, es necesario desarrollar esa empatía animal que convive en nuestra historia. Seguramente, vivir de ese modo, mejorará buena parte del mundo.

 

"Me niego a digerir la agonía." —Marguerite Yourcenar

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: