Zoológicos, cosa del pasado

Por Analhi Aguirre

En alguna foto de nuestra memoria, existe una del paseo al zoológico. Todo se vuelve un recuerdo inolvidable: la emoción de la familia al mostrarnos esos animales salvajes e increíbles, sólo vistos en la televisión o el cine, la adrenalina de estar tan cerca, la excursión por esos caminos llenos de seres sintientes enjaulados…

¿Es tan bueno para los niños que los guiemos por un recorrido con animalitos que no están en su hábitat natural, que sufren y muchas veces mueren? ¿Acaso todo tiene que ver con nosotros, los adultos, que queremos renovar esas imágenes pasadas o, lo que es peor, activar el ego al exponerles un mundo desconocido y “maravilloso”? ¿O quizás pongamos en acción la excusa máxima: salvarlos de la extinción cuando lo que hay que hacer es detenerla? Hemos tenido demasiados ejemplos para saber que los zoológicos no son buenos para los animales, y dicen, que “para muestra sobra un botón”.

Entonces, ¿cuál es el significado de esta clase de exposición, donde lo único que hacemos es imponer el supuesto “dominio” de la humanidad sobre la bestia? Los zoológicos ya no deberían existir ni tampoco los acuarios ni serpentarios ni ningún tipo de cuadrado ficcional que encierre a los animales. Como si ellos nos lo hubiesen pedido. Además, en este momento, con toda la tecnología y viajes que hay, es muy probable que podamos acceder a ver y sentir a estos seres en espacios más amables como reservas ecológicas u otro tipo de sitios similares.

Sin embargo, estas palabras y otras miles que también se están escribiendo en este instante parecen no bastar. Porque lo que urge es una reflexión, una toma de conciencia, un ponerse en la piel. Pues, en ocasiones, ir al zoológico es parte de esas tradiciones que seguimos sin tener en cuenta realmente en qué consisten, para qué sirven. Es importante darle a estas costumbres una nueva oportunidad con el fin de percibirlas de otra forma, una más humana y animal. En definitiva, con un poco más de amor y sentido común.

"Me niego a digerir la agonía." —Marguerite Yourcenar

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: